Conoce tu Identidad

Conoce tu Identidad

Cuando Cristo se nos es revelado por el Espíritu Santo y junto con esto una nueva naturaleza. Esta conlleva elementos, que al ser develados por el mismo Espíritu Santo, se nos definen como identidad, diseño, propósito y destino. Hablemos de la Identidad.

Existen varias definiciones acerca de la Identidad, pero quiero enfocarme en “conciencia que una persona tiene de ser ella misma y distinta a los demás”.  Obviamente esta conciencia es la de una mente renovada por el Espíritu Santo a través de la obra transformadora del nacimiento a nueva vida dentro del Reino de Dios.

La identidad te define en el reino, te separa del hombre natural, y te exalta al lugar que desde el principio Dios pensó para ti.

Esta identidad es lo que Satanás sabe te coloca por encima de su dominio y te otorga la autoridad sobre todo lo que él ha codiciado desde el origen. Es esta identidad es lo que atacó en el desierto (lugar de muerte, soledad, sequía), cuando llevó a Jesús para tentarlo.  Comenzaba siempre diciendo “Si eres Hijo de Dios…” luego le añadía “dile”.  Existe una clara relación entre “conocer quién eres” y el poder de lo que declares.

Toda declaración es una orden que tiene que cumplirse y que producirá unos resultados.

Por lo tanto la Identidad te define, te posiciona y otorga autoridad.  Si no sabes quién eres no esperes saber qué eres capaz de realizar.  Jesús tenía su identidad claramente definida y basaba su identidad con la Palabra, ¿Por qué? Porque él era la Palabra misma, sabía que la única manera de destruir tu diseño, propósito y destino era si su identidad era destruida.

Identidad definida te lleva a asumir tu postura como Hijo de Dios, a permanecer firme ante la prueba, y a defender, con la Palabra, el lugar donde Dios te ha colocado.

Recuerda, Dios es un Padre que soñó con tener una familia que portaran su Presencia y su Autoridad. A nosotros nos toca entender que el Espíritu Santo lleva a conectarse con el Padre a aquellos que tienen una clara conciencia de quienes son en Cristo y que jamás volveremos a ser los mismos. La próxima vez que mires al espejo, estarás apreciando a un verdadero Hijo de Dios que ha entendido el lugar al cual ha sido elevado.  Identidad, el primer nivel hacia una nueva naturaleza.

Comments

comments