Cumple el llamado de Dios para tu vida

Obedece y Cumple el Llamado de Dios

No permitas que Dios te tenga que llamar por segunda vez. ¡Cumple el llamado de Dios!

Por: Ángel Molina – Pastor del Centro Cristiano Bet-el en Dorado, Puerto Rico
Lectura recomendada: Libro de Jonás

“Y aquellos hombres temieron sobremanera, y le dijeron: ¿Por qué has hecho esto? Porque ellos sabían que huía de la presencia de Jehová, pues él se lo había declarado.” –Jonas 1:10

 

 

Dios no provoca el mal, pero nuestra desobediencia puede causar tormentas a nuestra vida. Cuando somos desobedientes vamos a tener tormentas que Dios permitirá para que no tengamos ninguna otra opción, sino mirar hacia él. De esta manera él logra llamar nuestra atención.

Experimentaremos crisis por no obedecer el llamado de Dios. Debemos abrir nuestros ojos y oídos espirituales.

Cuando Dios está llamando a una persona y ésta desobedece al llamado, dondequiera que llegue la maldición lo seguirá y no la Bendición. Los que estén a su alrededor se afectarán por su tormenta.

Dios te está llamando, más te vale que escuches el primer llamado. No le permitas a tus hijos ser desobedientes, si viven en tu casa. No permitas que entren en tus barcos a quienes traen influencia negativa.

Cuidado a quién subes en tu barca.

“Las malas conversaciones echan a perder las buenas costumbres.” -1 Corintios 15:33

Los Jonás de la vida traen tormentas a dondequiera que vayan. Son generadores de tormentas y de crisis. Fuiste llamado a ser de bendición, a transformar atmósfera de gloria donde vayas. Fuiste llamado a cambiar los climas en los hogares. Procura que lleves sea amor, prosperidad, libertad y sanidad a la vida de los demás.

Fuiste llamado a cambiar atmósferas.

“…y Dios te llama por segunda vez.” – Jonás 3:1

Cuando Dios te llame más vale que obedezcas, afina tu oído espiritual, no sea que termines dentro de un pez.

2 Puntos Importantes Sobre Tu Llamado:

  • Obedece a Dios
  • Hazlo de buena gana

“Todo lo que hagamos, hacedlo como para el Señor. “ –Colosenses 3:23

Si la actitud frente al Señor no es la correcta, todo en nuestra vida se secará. La vida nos va a tragar como el pez.

La pregunta sería: ¿te enojas por las cosas que se te dañan o pierdes, pero no te enojas ver como las vidas se están perdiendo?

Vamos a predicar y a ganar almas para Dios.  Todo se alinea cuando obedeces.

¿Quieres que las tormentas cesen en tu vida?

Obedece y cumple el llamado de Dios para tu vida.

 

 

Comments

comments