Diagnóstico sin Remedios

Diagnóstico sin Remedios

Vas a una oficina médica, porque tienes algún malestar. Te atiende el médico y te encuentra una condición y te da un diagnóstico de lo que tienes. Y luego, te envía a tu casa.

Al llegar a tu casa, le cuentas a tus familiares y aún amigos que están a tu alrededor. Entonces, estos comienzan a decirte, lo que para ellos es ese malestar. Otros comienzan a decirte, es cierto, te ves muy mal. Deberías hacer algo, porque te puedes morir.

¿Cuál sería tu reacción? ¿Qué crees que falta en esta pequeña historia?

¡Exacto! El médico nunca te dio un remedio para ese diagnóstico, no te dio una receta, ni te dio instrucciones para que esto se aliviará y mejorará tu condición de salud.

Esto es lo que ocurre cada vez que alguien dice o escribe algo señalando un problema y diciendo que eso está mal. Se sabe cuál es la condición, pero nadie brinda remedios reales a las situaciones que se levantan.  Muy pocos toman de su tiempo para dar una solución verdadera sobre la situación que se expone.  Lo impresionante es que a raíz de este comentario, se sigue expandiendo por las redes sociales toda clase de comentarios, levantando una ola de críticas y molestias sobre el problema, pero no con una solución real.

Más que señalar una situación, debemos proveer una solución a dicha situación.

Decirle a alguna persona, que lo haga bien, no se arreglará la situación. Las cosas no funcionan de esta manera. Hay que educar, instruir y enseñar a las personas y esto conlleva compromiso.  Alguien una vez dijo, si no vas a presentar una solución al problema que señalas, no digas nada.

Esto nos enseña a reflexionar. Hay situaciones que no son fáciles de resolver, pero son fáciles para señalar. Cuando nos ponemos en la posición de la persona afectada, podemos entender muchas cosas. Para hacer esto, debemos aprender a escuchar.

¡Es tiempo de proveer soluciones reales!

Cuando leo la palabra veo como Dios levantaba hombres con soluciones a los problemas del momento.  La iglesia debe tomar este ejemplo y mostrar la grandeza de Dios en medio de las situaciones difíciles. Dios levantó a José en medio de la crisis que Egipto y toda la tierra alrededor iba a atravesar.  El faraón no tuvo problemas en poner a José al mando de todo, ya que él había traído la respuesta al problema de la nación.  (Lee Génesis 37)

Había una crisis moral en Nínive y Dios llevó a Jonás a llevar una palabra para solucionar ese problema en la nación y ellos aceptaron.  El mismo Jesús llegó a una boda y en medio de la situación que había el fue la solución al problema.  La iglesia no debe verse afectada por la crisis, ya que somos la solución a los problemas de este mundo.  Puede ser una crisis moral, intelectual o económica, Dios tiene la respuesta a cada una de estas situaciones.  Lo que Dios está buscando son personas que se levanten con el espíritu de Josué y Caleb, que en vez de ver un problema, vean una solución.

Jesús es el camino, la puerta y la salida a toda situación que nos podamos enfrentar.

Comments

comments

tony@lopezpagan.com'

Tony López Autor