Donde la Mujer es Feliz • 2da Parte

Como indique en el artículo anteriorLa mujer tiene que entender que su amor no está en una pareja, su amor esta en Dios. Su lugar es en el mi centro del Padre. Su identidad esta con El. Y cuando ella está en El todo se ordena, todo se llena.” Él nos hizo completas en El.

Dios creó al hombre de la tierra pero a la mujer la construyó un poco más elegante. Nos hizo más refinadas, delicadas y todo esto con un propósito. El Padre se tomó su tiempo para diseñarnos. Es que yo imagino la pasión que había en El mientras nos creaba. Nosotras fuimos su firma, el sello de su creación. Y creo que esa pasión sigue viva al día de hoy.

1 Juan 4:19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.

No hay mayor amor que el que recibimos del Padre. Pero andamos tan heridas, marcadas por la vida que no logramos ver ese amor que tanto anhelamos. Y no hablo de un amor de emoción, hablo de un amor puro, genuino, un amor que te cambia la vida por completo, un amor que sacia y llena todo vacío. Yo le llamo un amor eterno. Un amor sin condenación, un amor libre, un amor con una seguridad de que nunca te va a faltar. Ese es el amor que anhela una mujer y solo lo encontramos en El.

Cuando una mujer logra conocer ese amor, no mendiga amor. Ella sabe que si está en Él lo tiene todo. Por ende sabrá elegir de la manera correcta porque no caminara tratando de llenar vacíos. Se siente tan  plena en el Padre que no aceptara menos. Soy de las que creo que hasta que una mujer no esté completa en el Padre, hasta que ella no viva en ese amor no está preparada para entregar.

Es en él Donde la Mujer es Feliz, déjate amar por el único que te amo primero y permite que ese amor te guíe.

 

Comments

comments

Comentarios

Los comentarios están cerrados.