Enseñar la Biblia a los Jóvenes

¿Cómo Enseñar la Biblia a los Jóvenes de Manera Relevante?

Cómo maestro no somos responsables de las decisiones que otros toman, pero sí de cómo enseñamos. Nuestra responsabilidad es enseñar la Biblia a los jóvenes de manera relevante.  La palabra misma contiene la vida y el poder de producir los resultados.

Aquí unas estadísticas interesantes acerca de los jóvenes cristianos :

  • 70% no creen en los absolutos morales.
  • 10% toman la Biblia para conducirse moralmente.
  • 60% no creen que Satanás es real.
  • 60% piensan que el Espíritu Santo es una representación de la presencia de Dios.
  • 80% creen que una persona que es madura es la que sigue las reglas.  (Esto es un fariseo)
  • 40% se apartan porque no satisfacen las necesidades básicas.  (quién soy, para qué sirvo)
  • 60% de los jóvenes que estuvieron activos, ya no están activos.
  • 90% tienen falta de madurez.  (Esto es un problema serio)

 

3 cosas que se logra al enseñar la Biblia a los jóvenes:

  1. La palabra penetra a los más profundo del ser.
  2. La palabra permanece para siempre en sus corazones.
  3. La palabra abre el entendimiento y expande el pensamiento.

Es interesante que muchos saben lo que piensan los predicadores de los temas, pero pocos saben lo que dice la Biblia, ni cuál es la perspectiva de Dios sobre esto.

Más allá de ser unos expertos en exponer temas, debemos saber explicar lo que dice el texto.  Cuando se enseña la palabra esta produce transformación y no tan sólo motivación.  El enseñar la Biblia y conocer la palabra de Dios causa cambios profundos.

Los jóvenes se pasan de congreso en congreso buscando motivación, pero sin transformación.  Lo que hace falta es enseñar la Biblia a los jóvenes, estudiar los textos bíblicos y conocer la razón de ser de cada uno de los versos bíblicos.  Dios expresó su deseo y su intención a través de los textos bíblicos y debemos aprender a descubrir, lo que él ha expresado para nuestras vidas.

Tenemos la responsabilidad de conectarnos a la palabra y prepararnos para la tarea que debemos realizar.  Así lo expresa el apóstol Pablo en 2 Timoteo 3:17:  “a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”.  

 

¿Qué necesitamos para toda buena obra, o para obrar bien?

Pablo nos dice en 2 Timoteo 3:16, que necesitamos toda la escritura: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia…”

Y, ¿por qué no están totalmente preparados?  Porque están atrofiados, porque no usamos toda la escritura.

Estos son los 15 textos bíblicos más predicados y que hemos sobrevivido:

  1. Juan 3:16
  2. Eclesiastés 12:1
  3. Eclesiastés 3
  4. Romanos 12:1, 2
  5. Jeremías 33:3
  6. Jeremías 29:12
  7. Josué 1:8, 9
  8. Salmos 37:4, 5
  9. Salmos 23:1
  10. Salmos 150
  11. Salmos 1
  12. Salmos 91
  13. Salmos 119:11
  14. Salmos 119:45
  15. Filipenses 4:13

 

Sin embargo, hay 1,100 capítulos en toda la Biblia para enseñar.  

¿Dónde comienza las tentaciones sexuales?  En el corazón.  

¿Quién penetra hasta el corazón? La palabra de Dios.  

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.” Hebreos 4:12

 

3 Preguntas que Debes hacerte al Estudiar la Biblia.

  1. ¿Qué quiso decir este pasaje para aquel tiempo? Significado y momento.
  2. ¿Qué quiso decir para todo tiempo o momento? Mensaje universal.
  3. ¿Qué significa para mi tiempo? Mensaje actual.

Por ejemplo:

Josué 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.”

¿Qué quiso decir con “Nunca se apartará”?   

Dios redactó un libro para que lo pudiéramos entender.  La palabra es lo que va a cambiar la vida de los jóvenes.  No es la oratoria, ni la didáctica.

5 Cosas de la Didáctica (Exposición)

  • Tu objetivo no es una linda conferencia.  No se trata de manipular los sentimientos de la audiencia.
  • Tu meta es llevarlos a una vida recta.
  • Asegúrate que entiendan el evangelio.
  • Conoce a tus oyentes.  Has un diagnóstico para aplicar la medicina correcta.
  • Usa la creatividad para despertar el interés.  
    • Piensa en lo que a nadie se le ha ocurrido antes.
    • Genera preguntas.  Has que ellos se pregunten cosas para que aprendan.
    • Llevalos a imaginarse las cosas.
    • Ayúdalos a que memoricen o recuerden.

 

Comments

comments

tony@lopezpagan.com'

Tony López Autor