Los Sueños son una Vislumbre de tu Propósito

Los Sueños son una Vislumbre de tu Propósito

Desde pequeño has tenido sueños dentro de ti.  Es interesante que dentro de estos sueños no estaba el dinero envuelto, más bien era lo que deseabas ser cuando fueras grande. Este deseo estaba ligado al deseo de ayudar y ser una persona de bien para aquellos que te rodeaban.

Soñabas con ser doctor, enfermera, veterinario, etc. y la razón principal por la que deseabas esto, era para poder ayudar a las personas. Pero en el camino algo pasó y comenzaste a centrarte en ti y en tus necesidades, en lo que otros tenían y que tu deseabas tener, en lo que los medios te  han dicho que debes tener. Es entonces que perdiste el enfoque, y poco a poco, olvitaste lo que una vez soñaaste. Al pasar el tiempo, olvidaste que en algún momento de tu vida habías soñado.

Las situaciones de la vida, los traumas, las crisis y toda la información negativa que te rodeaban hicieron que dejaras de soñar y olvidaras que alguna vez soñaste.

Comenzaste a vivir la vida del sistema, la vida de la rutina, la vida que los medios decían que debías vivir. Estudiaste algo que no te gustaba, pero te dijeron que era la manera de generar dinero y lo creíste.  Ahora eres otra persona empleada por aquellos que tiene sus metas y objetivos claros.   Si deseas tener algo debes tomar prestado, porque así funciona el sistema.  Y poco a poco has ido intercambiando tu tiempo y el tiempo de tu familia por el dinero que necesitas para cubrir sus responsabilidades y apenas de da para tus necesidades.  Lo que obtienes no es lo que soñabas, porque no eran las cosas que te llenaban, si no lo que pensabas que serías cuando grande.

Al ver todo esto, me doy cuenta que todo esto hizo que perdieras tu identidad.  Ya no sabes quién eres, ni para qué sirves, ni porqué razón estás en este mundo.  El sistema de este mundo te engañó.  Te hizo pensar que la vida que tenías era la realidad y que esto era lo que Dios tenía destinado para ti.  Te hizo creer que los afortunados eran aquellos que habían nacido en una casa privilegiada y que eras parte de las personas que no tuvieron suerte en la vida.

Cuando pequeño tenías claro quién eras y hacia adonde te dirigías, pero al crecer hubieron personas, bien intencionadas, que te mostraron una vida que no era real.  Ahora te encuentras haciendo muchas cosas, pero fuera de tu diseño, sin saber quién eres y con una vida totalmente desconectada de tu propósito.

Sin embargo, es posible cambiar todo lo que has vivido hasta hoy.

Cada día es una expresión del amor de Dios hacia nosotros, dándote la oportunidad para volver a empezar de nuevo, transformar tu vida y construir un futuro mejor a toda tu descendencia.

Propósito

La gente tiene una necesidad que debe ser servida, tu tienes una necesidad de proveer un servicio.  Es aquí que se cumple lo que es tu propósito de vida.

Tienes identidad y conoces tu diseño, esto hace que tengas el anhelo de proveer el servicio que viene innato en tu diseño.  Has sido diseñado para poder servir y suplir la necesidad que otros tienen, esto hace que vivas conforme al propósito que fuiste creado.

Por ejemplo, las personas que estan en un lugar tienen la necesidad de recibir un poco de fresco.  El lugar donde está es cerrado y el remedio no puede ocupar mucho espacio y debe servir como un ornamento de decoración.  No puede hay mucho dinero ni para instalación, ni para el mantenimiento.

Para esto existe un abanico de techo que satisface todas estas necesidades.  Fue diseñado para esto y su propósito es brindar un servicio que supla una necesidad.  Un abanico de techo en el piso o en una caja, no sirve de nada, ocupa espacio y se deteriora por la falta de uso.  Si tienes un abanico de techo, lo colocarás en el lugar que creas necesario y para que supla una necesidad.

De la misma manera ocurre contigo, tienes un diseño que trae consigo las capacidades para proveer un servicio y suplir una necesidad.  Cuando comienzas a hacerlo, entonces funcionas bajo el propósito que te fue asignado.

No existen diseños ni propósitos insignificantes.

Si ves cada parte, cada pieza ha sido diseñado para algo y sin esa pieza, muchas otras cosas no pudieran funcionar.  Por esta razón, debes saber lo importante que eres.  Debes conocer el potencial que tienes y como fuiste diseñado para que conozcas el lugar que te corresponde servir.

Es posible, que hayan cosas que no se hayan podido concretar, porque aún no conoces el lugar que te corresponde y la pieza que falta en ese lugar para que funcione en una manera extraordinaria, aún no ha tomado su lugar.

Comments

comments

tony@lopezpagan.com'

Tony López Autor