Mujer con Propósito en las Manos de Dios

En mi cuenta de Facebook publique, “Tu historia de amor se comenzó a escribir desde que estabas en el vientre.  Ahora te toca escribir una historia de propósito”.  Al final cerré con “no mendigues amor, porque amor va contigo”

Si hay un tema que me apasiona enseñar es este, es hablar de la esencia de ser mujer con propósito. Cuando yo descubrí el poder que hay, la estructura de diseño de porque fuimos creadas, se abrió un nuevo mundo en mi cabeza. Pude cambiar de mentalidad y por ende tomar mejores decisiones.

Lo primero que tuve que entender es que soy amada y que a causa de ese amor soy un ser pleno, único y completo.

Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia. Jeremías 31:3

¿Cuál es el mejor momento en que puedes conocer y descubrir ese amor? Ese momento es la soltería. Si, la soltería. Porque esta cultura nos ha enseñado que el verdadero amor está ligado a un noviazgo y luego un matrimonio. Y me quiero detener aquí para mostrarle un poco acerca de esta etapa de vida.

Cualquier definición del diccionario para la palabra soltero tiene las siguientes palabras o sinónimos: estar separado, ser uno o único, ser un todo completo. Como siempre les digo, esta cultura nos ha enseñado que estar soltera es estar sola, y esto es un error. Estar en la etapa de la soltería es estar separado, ser único y un ser todo completo. En esta etapa nos encontramos con la imagen que fue depositada en nosotras. Y si no somos conformes con esa imagen y con lo que somos, ¿cómo vamos a estarlo con otra persona?

Tu historia de amor es contigo, es con tu esencia, con tu imagen y con tu creador. No está definida por emociones, ni por estados de ánimo, o por que te quiere o no te quiere, si te casas o no te casas. Tu historia va más allá de eso, tu historia de amor trasciende los tiempos.

Cuando una mujer de propósito que descubre esto, no mendiga amor.  Al final sabrá elegir por propósito y no por llenar vacíos emocionales. Mujer, comienza a vivir tu propósito en las manos de Dios y escribe tu historia de amor.

Comments

comments