Salvación con Propósito

Salvación con Propósito

Objetivo de la lección: Conocer que es la salvación bajo la perspectiva de Dios.

Efesios 2: 8-9 – Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 2:9 no por obras, para que nadie se gloríe.

La palabra griega para salvación es SOTERIA que significa liberación, preservación. También significa rescate, ahora bien Rescate de que? La Biblia dice lo siguiente: por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios como es eso que todos? Por medio del pecado de Adán la muerte paso a todos.

 La Biblia, es decir, la palabra de dios habla de tres tipos de muerte:

  1. La muerte física; la separación del espíritu del cuerpo (muerte natural).
  2. Muerte espiritual; separación de la comunión con Dios
  3. Muerte eterna

La Biblia enseña que la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro (Romanos 6:23). En este punto la palabra de Dios nos enseña que todos merecíamos la muerte eterna; entonces tenemos un dilema en Dios: El ama al pecador, pero aborrece el pecado.

 

 

¿Cómo resolvió ese dilema?  En la persona de Jesucristo, entonces tenemos que el Señor Jesucristo por su muerte compro la salvación del hombre como dice Efesios 2:8-9 “por su gracia soy salvo”; la palabra gracia en griego significa favor de Dios, lo que quiere decir que la salvación no se compra ni se gana por esfuerzos humanos, sino solo por la fe en Jesucristo y lo que el hizo en la cruz; ya no hay que hacer ningún otro sacrificio puesto que la muerte, su sacrificio fue completo.

¿Cómo podemos ser salvos?  Por medio de la fe, por lo que hizo la cruz. Nosotros merecíamos estar en la cruz y el tomo nuestro lugar. Se cumple lo que dice Juan 3:16 – “de tal manera amo Dios al mundo que envió a su hijo unigénito para que todo aquel que en el crea no se pierda mas tenga vida eterna”.

La salvación tiene tres aspectos:

  1. Justificación: es un termino legal o judicial que no s recuerda una escena en los tribunales de justicia. El hombre, culpable ante Dios y condenado, recibe absolución. Se le declara justo, en otras palabras es justificado.
  2. Regeneración (experiencia interna o interior) y la adopción: Nos sugiere una escena domestica, del hogar. El alma muerta en delitos y pecados necesita una vida nueva, la cual es impartida mediante un acto divino de la regeneración. La persona se convierte entonces en “hijo de Dios” y pasa a formar parte de su hogar o casa.
  3. Santificación: Apartado para Dios, relacionado para vivir n nueva vida para Dios, el hombre o mujer queda desde ese momento dedicado al servicio a Dios, es decir, para su Reino.

Ante todo lo anterior debemos hacernos un pregunta: si usted muriera hoy, ¿a donde cree que iría?

 

Comments

comments

tony@lopezpagan.com'

Tony López Autor